Lunes, 29 April 2019 13:34

EL EQUIPO CADETE LUCHA EN UNOS PLAYOFFS MUY REÑIDOS

Nuestras chicas cadetes del ESI CBM Bullense nos han hecho vibrar todo este fin de semana en Cartagena en los dos partidos de sus playoffs, a los que llegaron fruto del gran trabajo realizado esta temporada.

La fase final arrancaba el sábado a las 17:00h de la tarde, cargados de ilusión con nuestro partido de semifinal que se disputaba con el equipo Asociación Abaranera, un rival siempre difícil ya que venía de ser el segundo clasificado en liga. El encuentro se iniciaba mi igualado entre ambos conjuntos que mostraban cierto nerviosismo debido a la importancia del partido y que se reflejaba en numerosas pérdidas de balón y en un juego menos fluido al habitual por parte de los dos equipos. Eso hizo que la defensa se convirtiera en el elemento principal del juego, con una intensidad muy alta por recuperar y dominar el balón. En este trabajo defensivo también brillaron mucho las actuaciones de las dos porteras con paradas muy meritorias. Todas estas situaciones de juego, nos llevaban hasta el descanso con un marcador bajo y muy igualado, ya que solo había un gol de ventaja para el equipo de Abarán.

Una vez en vestuarios, se intentó calmar algo los nervios iniciales y la precipitación para poder reencontrar nuestro juego. Y tras reanudarse el partido, nuestras jugadoras salían a la pista más concentradas, consiguiendo elaborar buenas acciones en ataque, y con su esfuerzo y entrega mantuvieron el partido igualado hasta la mitad del segundo periodo ante un rival que también salió más enchufado en esta segunda mitad. Un par de pérdidas de nuestras chicas fueron aprovechadas por el conjunto de Abarán que abría una pequeña ventaja de 4 goles que sabrían gestionar hasta el final del partido. Aun así nuestras jugadoras dieron todo lo que tenían hasta el final, recortando algún gol en el luminoso que le daría más emoción al final del encuentro y dando esperanza a la afición que se desplazó hasta Cartagena, pero que sería insuficiente para igualar el partido. El equipo de la Asociación Abaranera conseguía la victoria por un 18 a 16.

Tras el final del partido, daba comienzo la otra semifinal que enfrentaba al anfitrión y líder de la liga Maristas Cartagena y al equipo de EBM Cieza. Se daría un inicio de encuentro disputado en los primeros minutos pero que según fue pasando el tiempo se fue decantando hacía el lado del conjunto cartagenero que se iría con una cómoda ventaja al descanso y que tras la reanudación iría gestionándola para que fuese suficiente hasta el final del partido que acabaría con el resultado de 20 a 12 en el tanteador.

Durante la vuelta en el autobús hasta Bullas, tocaba reponer el ánimo de nuestras guerreras que deberían descansar y recobrar la ilusión para la jornada del día siguiente.

El domingo nos volvíamos a citar para viajar hasta Cartagena junto a la afición y podíamos apreciar a unas jugadoras cargadas de ilusión que querían volver a dar lo mejor en su último partido. Jugábamos el partido por el tercer y cuarto puesto con el equipo de Cieza con el que se iniciaría un encuentro muy igualado pero gracias a la entrega de nuestras chicas, que realizaban un buen trabajo defensivo y actuación   bajo palos, siempre tendríamos a nuestro favor una pequeña ventaja en el marcador. Dicha ventaja se aumentaría hasta una renta de 3 goles cuando se llegaba al descanso.

En este periodo intermedio se animó a que nuestras guerreras mantuvieran ese espíritu de sacrificio hasta el final, ya que éramos conscientes de que todavía quedaría mucho durante la segunda mitad ante un rival siempre combativo.

Tras la reanudación empezaron a verse las primeras imprecisiones de las nuestras que hacían que no pudiésemos incrementar la ventaja y que el partido se mantuviese igualado. Se entraba entonces en una fase delicada, ya que el desgaste físico por la semifinal del día anterior y el esfuerzo que había supuesto la primera parte hacia que el partido se igualase a 19 a la mitad de este segundo periodo. Tras un tiempo muerto aparecían los nervios que provocarían desajustes sobretodo en nuestra defensa y que permitirían goles muy fáciles a las jugadoras ciezanas que remontaban el partido y cobraban una ventaja de dos goles. Aunque nuestras cadetes lo siguieron intentando hasta el final, el cansancio ya era latente y al final el desánimo hizo que se escapara el partido ya que el equipo de Cieza supo mantener muy bien su ventaja, consiguiendo llevarse el partido y tercer puesto por un 24 a 27 final. Las nuestras tendrían que conformarse con la cuarta posición que les sabría a poco, pero que deben saber valorar ya que las coloca entre los mejores equipos de la región.

Tras nuestro emocionante partido, arrancaba la gran final que jugaban Maristas Cartagena y Asociación Abaranera. El choque se inició muy disputado entre ambos conjuntos, que sabiendo de la importancia de disputar una final, presentaban un juego defensivo muy intenso que haría que durante la primera parte se mantuviese la igualdad hasta alcanzar el descanso con una mínima ventaja de dos goles para el equipo anfitrión. Pero tras la reanudación, el equipo cartagenero desplegó su mejor juego ofensivo que desbordó a la defensa de Abarán, que mostraba también síntomas de desgaste físico. Con una clara ventaja ya en el marcador, en los últimos minutos ambos equipos realizaron cambios para que todas las jugadoras disfrutarán de sus minutos en la final y el partido quedaría resuelto tras alcanzar el pitido final con un resultado de 14 a 22 para Maristas Cartagena.

Tras disfrutar de estos playoffs, desde el club ESI CBM Bullense queremos felicitar y dar la enhorabuena a Maristas Cartagena por la consecución del título, deseándoles suerte para su sector y aplaudir el trabajo realizado en estos playoffs a los equipos de Asociación Abaranera y EBM Cieza.

Pero sobre todo queremos agradecer a nuestra afición su apoyo incondicional y su esfuerzo nuevamente desplazándose para estar siempre al lado del equipo y agradecer a nuestras cadetes y sus entrenadores el gran trabajo hecho durante todo el año que nos ha permitido poder seguir disfrutando de nuestro deporte en una fase final y que nuestras jugadoras sigan aprendiendo para futuras temporadas.